Vender una casa es, quizá, la mayor transacción financiera que realizarás en el transcurso de tu vida. Aquí te explico cinco pasos que debes seguir para vender tu casa sin asesores inmobiliarios

Vender tu casa es un proceso relativamente complejo que puede llevar mucho tiempo y en el que contar con conocimientos de marketing, legales y financieros son factores, a menudo, decisivos. Vender tu casa sin asesores inmobiliarios es una aventura que puede llegar a ser frustrante si no sigues estos pasos.

¿Cómo vender tu casa sin Asesores Inmobiliarios?

1.- Optimiza el Precio de Venta

análisis comparativo de mercado paa optimizar el precio de la propiedadEstablecer el precio de tu propiedad es un factor crucial para llevar a cabo la venta y, aunque no lo parezca, son los compradores los que, en última instancia, determinan el valor final. Ellos son los que saben qué quieren y cuánto están dispuestos a pagar por una vivienda, así que compararán tu casa con otras ofertas similares en el mercado, y si el precio no les atrae pasarán a la siguiente oferta de su lista.

Por ejemplo, cuanto más tiempo esté el inmueble disponible en el mercado más difícil será venderlo, porque los compradores comenzarán a pensar que tiene “algún problema”, tanto si está por encima o muy por debajo del precio que dicta el mercado.

Análisis comparativo de precios

El proceso de determinar el precio de “mercado” puede iniciarse con la búsqueda, en portales inmobiliarios (internet), de inmuebles con las características y ubicación más parecida a las tuyas y, para que la muestra sea significativa, se recomienda escoger 6 testigos y elaborar un Análisis Comparativo de Mercado.

Esta tarea se ve fácil, pero nada más alejado de serlo. En casi todos los casos, contar con información precisa del monto al cual se vendió un inmueble puede ser una labor titánica. En portales como idealista o fotocasa están publicados precios de venta referenciales, pero no necesariamente el precio al cual se vendió, y es ese valor el que se necesita para determinar cuál es el precio REAL de mercado.

¿Cómo lo hacen las Inmobiliarias?

Por otro lado, las inmobiliarias tienen sus propios bancos de datos ya que el precio al que se vende una propiedad solo lo saben el vendedor, el comprador y el agente inmobiliario. Para tener el precio más exacto se debe hacer el cálculo con 6 testigos (inmuebles) similares al que está bajo estudio, si no lo encuentras se deben aplicar factores de corrección del precio y promedios a fin de llegar a un valor aproximado.

En conclusión, si decides colocar el precio a tu inmueble sin un estudio previo, pueden pasar 2 cosas nada buenas para ti: con un precio muy alto o muy bajo, no tendrás visitas ya que los compradores pensarán que el inmueble tiene problemas que no están dispuestos a asumir. Y tardarás en vender tu vivienda entre 6 meses y un año, si corres con suerte. ¿Cuál es la segunda cosa nada buena que puede pasar?

2. Prepara la Casa para Mostrarla

Despersonalizar los ambientes es lo más aconsejableLa forma de presentar tu inmueble a los potenciales compradores puede marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso. Los compradores tienden a evaluar las casas por el esfuerzo necesario para mudarse y, cuanto menor sea dicho esfuerzo, mayor será el valor que están dispuestos a pagar.

En este sentido, un intermediario experimentado sabrá evaluar y resaltar las mejoras que se deben hacer para conseguir la venta de tu propiedad lo antes posible, al mejor precio y con el mínimo de gastos.

3. Maximiza la Presencia en el Mercado

Colocar tu inmueble en el mercado no solo es fijar un cartel en la ventana con un número telefónico o una publicación en algún portal de ventas. Tampoco es publicar unas 10 o 100 fotos y enumerar las bondades de la propiedad. Nada más lejos de la realidad.

Las fotos, por ejemplo, deben reflejar el estado de conservación del piso o chalet, la distribución, y lo espaciosa o acogedora que es una estancia. Para ello se deben preparar los espacios, quitando el exceso de objetos, pero conservando siempre un toque de frescura y verdor.

Por esto, deberías contratar a un fotógrafo profesional para las fotografías pero sin que exagere en los retoques, como sobreexponer las imágenes o colocarle filtros que distorsionen, ya que el comprador se creará falsas expectativas del inmueble y, al visitarlo, podría quedar decepcionado, lo que jugará en tu contra.

La descripción del anuncio y el tiempo de publicación también son de suma importancia. Utilizar técnicas de neuromarketing y redactar en un gran párrafo todas las características de tu inmueble de manera natural, creativa e innovadora potenciará y destacará tu anuncio de muchos otros inmuebles de características similares. Así, la recomendación es contratar a un redactor especialista en neuromarketing para que prepare el anuncio y obtengas una venta rápida.

Sin embargo, un buen asesor inmobiliario tendrá conocimientos medios o avanzados de fotografía digital, técnicas de neuromarketing, y hasta manejo de redes sociales. Cada día son más los bienes y servicios que se venden por Instagram, Facebook y otras redes sociales, por lo que al hacer uso de redes sociales dentro del plan de marketing de tu inmueble tendrás mayor público, alcance y probabilidades de encontrar a tu comprador ideal. Recuerda: el amigo de mi amigo será tu amigo. Así funciona.

4. Pre-selecciona Potenciales Compradores

Encontrar compradores con la viabilidad económica acorde con el valor de tu casa, requiere más acciones que colocar un cartel de venta, publicar anuncios clasificados y abrir la puerta a las visitas. En la práctica, al menos el 80% de las ventas en el mercado inmobiliario tienen su origen en las relaciones de los asesores con su cartera de clientes, recomendaciones, amistades, familiares y contactos personales.

De modo que, como persona particular, los potenciales compradores podrían sentirse ofendidos e intimidados porque le pidas toda la documentación que acredite que, de hecho, pueden comprar tu vivienda, por lo que corres el riesgo de tener un número muy reducido de visitas, o tal vez ninguna.

En su lugar, los asesores inmobiliarios utilizan redes internas para compartir referencias en una red global, y dedican gran parte de su tiempo a la selección de compradores con verdadero potencial, para no generar interminables períodos de visitas y maximizar el esfuerzo con compradores motivados.

5. Facilita la Relación con el Comprador

Los compradores suelen ser más sinceros con un intermediario o asesor inmobiliario que con el propietario. Muchas personas pueden sentir timidez o aprensión al visitar una casa con el dueño presente.los compradores se sienten más cómodos negociando con intermediarios

También, es frecuente que se sientan incómodas a la hora de hacer una propuesta si saben que están negociando con el propietario. La accesibilidad y objetividad de alguien con alta experiencia en el tema son características que los compradores siempre aprecian.

Como propietario también estarás agradecido porque el asesor siempre velará por tus intereses, dándote información para que tú decidas qué medidas tomar ante alguna situación imprevista que ocurra con los compradores o su entorno.

Siguiendo estos consejos podrás llevar a cabo la venta de tu propiedad en muy corto tiempo y al mejor precio.

¿Te sientes capaz de vender tu casa sin asesores inmobiliarios? Si tienes dudas al respecto, comunícate conmigo y te guiaré para que vendas tu propiedad de la mejor manera y en el menor tiempo posible, tal y como lo haría una agencia inmobiliaria, pero tú tendrás el control absoluto del proceso. Y si eres una persona práctica, también puedo simplificarte el proceso formal de venta.

Si quieres profundizar más sobre esta materia u otras relacionadas no dejes de visitar la web de Marketinalia, la escuela de Marketing Digital para emprendedores.

Una respuesta

  1. Felicitaciones por Consejos para Vender tu Casa
    sin Asesores Inmobiliarios – Marketinalia:
    Blog de Marketing online y ventas – Marketing Emocional artículo, es muy bueno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *